Rio Miel, en Baracoa

¿Estás cansado de la sal, de las “agua vivas” (medusas) y no quieres ir muy lejos? Entonces, este es el sitio adecuado. Caminando en dirección Este por la playa principal mientras se deja la ciudad de Baracoa a la espalda, se llega al Río Miel. Este río se encuentra rodeado de puentes de madera y casitas de pescadores.

Uno puede darse un chapuzón y visitar la zona. Si además existe la posibilidad de comunicarse con los locales, se descubrirá que muchos de estos habitantes son pescadores con arpón, así que mejor no ofrecerles un cohiba, ya que ellos jamás fumarán.

¿Quiéres darte un dulce chapuzón en el río Miel? Contacta a uno de nuestros agentes de viajes

Fuente: Mi Nube