Es la segunda provincia más poblada de Cuba.

La ciudad es muy cálida, montañosa y seductora. Construida en una secuencia de colinas con vistas a una gran bahía y la Sierra Maestra al fondo, Santiago de Cuba es una de las ciudades más pintorescas de Cuba.

Tiene mucho que ofrecer a sus visitantes, ya que cuenta con interesantes museos, edificios y sitios históricos como el Cuartel Moncada, el Museo Bacardí, la Catedral y el Castillo Morro.

En las afueras de la ciudad se encuentra la fortaleza de San Pedro de la Roca del Morro. Esto, junto a las primeras plantaciones de café en el sudeste de Cuba, es Patrimonio de la Humanidad declarado por la UNESCO.

La iglesia de Nuestra Señora de la Caridad, patrona de Cuba, en El Cobre, juega un papel muy importante en la vida cotidiana de los cubanos. El Cobre, una vez una localidad minera y está a 22 km de la ciudad de Santiago de Cuba.

Subir los 452 escalones de La Gran Piedra, a menudo envuelta en una densa niebla, es una aventura que ofrece magníficas vistas del paisaje circundante y una vegetación rica en helechos, orquídeas y otras especies.

Los amantes de la naturaleza también podrán disfrutar del Parque Baconao, una reserva de la biosfera de la UNESCO 20 km al sureste de la ciudad.

Cabe decir que la ubicación de esta provincia bañada por el mar Caribe es significado de aguas hermosas, como Playa Siboney (a 14 km de la ciudad de Santiago), Playa Daiquirí y Cazonal.